Banco Atlas S.A.


Clasificación Persp.
SOLVENCIA
31-03-21 AA-py Estables
31-03-20 AA-py Estables
COMUNICADO DE PRENSA

Feller Rate ratifica en "AA-py" la calificación de Banco Atlas S.A. La tendencia es "Estable".

31 MARZO 2021 -  ASUNCIÓN, PARAGUAY

Feller Rate ratificó en “AA-py” la solvencia de Banco Atlas. La tendencia de la calificación es “Estable”.

La calificación de Banco Atlas S.A. se fundamenta en una fuerte capacidad de generación de ingresos y en un buen perfil de negocios. También, la calificación considera el soporte y flexibilidad financiera que le otorga su propietario, Grupo Azeta.

Banco Atlas es un banco de tamaño medio, con una cartera bien distribuida entre banca de empresas y personas, lo que marca una diferencia con otros actores, y otorga una ventaja competitiva en un contexto económico debilitado. Su estrategia apunta a crecer en el negocio minorista y en clientes digitales, para lo cual ha desarrollado mejoras en su estructura organizacional, actividades de control e inteligencia de negocios. A diciembre de 2020, su participación de mercado se sostenía en rangos cercanos a 4,6%, logrando mantenerse relativamente estable pese a un contexto desafiante.

En 2020, Banco Atlas sostuvo un crecimiento de colocaciones netas similar al del sistema financiero, evidenciando un buen ritmo de actividad, pese a la desaceleración económica. Este crecimiento se explicó principalmente por la demanda de créditos de empresas de mayor tamaño, mientras que el segmento de pymes y consumo mostraban una menor actividad. El plan estratégico hacia 2021 apunta a mejorar el cross selling y la rentabilidad por cliente, así como la cantidad de clientes digitales.

Reflejando un económico complejo derivado de la pandemia, los márgenes operacionales de la institución evidencian un descenso debido a una menor actividad y un escenario de bajas tasas de interés. Con todo, la entidad activó un plan de gestión de la cartera pasiva y precios de transferencia, permitiendo reducir el costo de fondo y compensar en parte la caída de las tasas activas. Ello, fue beneficiado además por la reducción de la tasa de política monetaria, las medidas de flexibilización de liquidez para la banca y el incremento de los depósitos. A diciembre de 2020, el índice de resultado operacional bruto sobre activos totales promedio se situó en 6,4% (versus 8,6% en 2019).

Los avances en la escala y el foco en productividad conllevan a una continua mejora de la eficiencia, con un índice de gastos de apoyo sobre activos totales promedio de 2,9% a diciembre de 2020 (versus 3,5% en 2019).

En 2020, el gasto por riesgo de crédito se redujo 1,3% al medirlo sobre activos totales promedio, reflejando una favorable evolución de la morosidad a partir del segundo trimestre del año. Específicamente, la mora mayor a 60 días sobre colocaciones se ubicó en un 2,8% a diciembre de 2020, favorecida por las medidas de flexibilización entregadas a los clientes por el banco, así como por una mayor actividad económica posterior al período de confinamiento. En tanto, la cobertura de previsiones para la cartera vencida se incrementaba levemente a 1,3 veces.

El Banco Central de Paraguay dispuso una serie de medidas, como flexibilizaciones en el pago de créditos y el diferimiento de previsiones. Si bien, Banco Atlas ha aplicado medidas de apoyo a sus clientes, optó por no adherirse a aquellas referidas a la modificación de los requerimientos de constitución de provisiones. A diciembre de 2020, un 17,9% de las colocaciones del sistema bancario estaba acogido a estas medidas, mientras que en Atlas dicho ratio era 9,1%. En tanto, la cartera refinanciada y reestructurada aumentaba a un 5,3% de las colocaciones brutas (versus 4,1% en 2019).

Pese a la disminución de las utilidades, la entidad mantuvo su sólida generación de resultados, con un buen comportamiento del portafolio de créditos y una adecuada eficiencia, reflejo de los avances realizados en materia digital en años previos. A diciembre de 2020, el resultado antes de impuestos fue de Gs. 161.010 millones, lo que representó una disminución nominal de 23,9% con relación a 2019 y una rentabilidad sobre activos totales promedio de 2,4% (versus 3,5% el año previo). En tanto, el sistema financiero exhibía una caída similar en su utilidad, reflejo del impacto de la pandemia y las medidas de confinamiento en la actividad económica.

A diciembre de 2020, el índice de capital básico sobre activos y contingentes ponderados por riesgo era 9,7%, mientras que el ratio de patrimonio efectivo sobre activos y contingentes ponderados por riesgo alcanzaba a 16,9%, mostrando amplia holgura con relación a los mínimos regulatorios. Por su parte, los niveles de liquidez son altos y se observan fortalecidos en los últimos meses, con una proporción de activos líquidos sobre depósitos de 36,5% al cierre de 2020.

Perspectivas: Estables

El contexto actual significó una contracción de los negocios y una presión en el gasto en riesgo de la industria bancaria, repercutiendo desfavorablemente en los niveles de utilidad en 2020. En este sentido, las medidas implementadas por diversos estamentos fueron un pilar fundamental para mantener el dinamismo en el flujo de créditos. En este escenario y, pese a la desaceleración económica, Banco Atlas evidenció un desempeño financiero adecuado. 

Banco Atlas se beneficia de una presencia comercial en diversos segmentos de negocios, mejorados niveles de eficiencia y una sólida posición de liquidez, además de un adecuado soporte patrimonial.  Un alza en la clasificación estará determinada por la recuperación de su perfil financiero, coherente con la estructura de negocios, con niveles de riesgos de crédito controlados en un entorno aún complejo. 


Las clasificaciones de riesgo de Feller Rate no constituyen, en ningún caso, una recomendación para comprar, vender o mantener un determinado instrumento. El análisis efectuado se basa en información pública remitida a la Comisión Nacional de Valores o al Banco Central del Paraguay y en aquella que voluntariamente aportó el emisor al efecto. El referido análisis no es el resultado de una auditoría practicada al emisor y tampoco es responsabilidad de la clasificadora la verificación de la autenticidad de la información que el emisor remite a las referidas instituciones o aporta voluntariamente a ellas, a Feller Rate o a terceros.

La información presentada en estos análisis proviene de fuentes consideradas altamente confiables. Sin embargo, dada la posibilidad de error humano o mecánico, Feller Rate no garantiza la exactitud o integridad de la información y, por lo tanto, no se hace responsable de errores u omisiones, como tampoco de las consecuencias asociadas con el empleo de esa información. Las clasificaciones de Feller Rate son una apreciación de la solvencia de la empresa y de los títulos que ella emite, considerando la capacidad que ésta tiene para cumplir con sus obligaciones en los términos y plazos pactados.

Prohibida la reproducción total o parcial sin la autorización escrita de Feller Rate.